Cirugía de Nariz

Rinoplastia es el tipo de cirugía que tiene por objeto remodelar la forma de la nariz.

Este procedimiento puede, entre otras cosas, aumentar o reducir el tamaño de su nariz, cambiar la forma de la punta o del puente, cambiar el tamaño de los orificios nasales, etc. Una rinoplastia puede corregir problemas respiratorios, defectos de nacimiento o deformidades consecutivas a accidentes.

Es un procedimiento altamente individualizado. Esto quiere decir que existe una gran variabilidad entre personas en cuanto a la forma de la cara, la estructura de la nariz, el tipo de piel, etc. Como consecuencia cada paciente tiene unas necesidades y por lo tanto un tipo de cirugía distinto.

Es muy importante que siga todas las instrucciones de su cirujano y que no dude en comentarle cualquier duda que tenga en cuanto una medicación, una enfermedad o un hábito (fumar).
 

¿Cómo se realiza una rinoplastia?

Se puede realizar con anestesia local y sedación  o con anestesia general dependiendo de la técnica que haya de emplear. Independientemente de esto, generalmente se trata de un procedimiento ambulatorio.

Una rinoplastia se basa principalmente en esculpir el armazón de hueso y cartílago que se encuentra bajo la piel de la nariz. Todo esto se realiza a través de incisiones que se encuentran en el interior de la nariz y que, por tanto, dejan cicatrices no visibles, lo que se conoce como técnica cerrada. Es posible que se necesite realizar una incisión en la piel que separa los orificios nasales(conocido como columela)es lo que se conoce como técnica abierta. Sólo en este caso y cuando es necesario estrechar las alas de la nariz pueden quedar cicatrices que, aunque visibles, suelen ser imperceptibles.

Si deseas operarte pero no puedes permitirte pagar el tratamiento en un solo pago no te preocupes porque financiamos todas las cirugías a intereses muy bajos y con plazos ajustados a tus necesidades. Consulta con nuestra asesora.



(*) Campos requeridos.

Anatomía de la pirámide nasal.

Cuando se termina la intervención generalmente se coloca una escayola o férula de plástico en el dorso de la nariz y unos tapones dentro de los orificios nasales.

En el postoperatorio, los analgésicos que se le recomienden controlarán las molestias que puedan surgir. Durante las siguientes 24h es recomendable estar en reposo para controlar mejor las molestias y evitar los sangrados. Notará la aparición de moraduras e inflamación alrededor de los ojos. Esto es normal y puede aumentar en los días siguientes, pero no debe de alarmarse. Los tapones de la nariz se retiran en un  tiempo variable(generalmente en las primeras 24 horas), la escayola se retira entre la 7  a 10 días.

En la mayoría de los casos el paciente puede realizar trabajos sedentarios después de 48 horas. No deberá llevar gafas, realizar ejercicios violentos o sonarse la nariz en aproximadamente un mes.  Evite el sol o los rayos UVA por un período mínimo de 3 meses.

Aproximadamente  entre diez a catorce días habrán desaparecido las moraduras y gran parte de la inflamación y su aspecto será prácticamente normal. Considera como normal que el pequeño acúmulo de inflamación restante y casi imperceptible tarda varios meses en desaparecer. Cuando esto ocurre la punta de la nariz quedará completamente blanda y los perfiles perfectamente definidos.

Antes

Después

Para nosotros lo más importante eres tú.

Desde el primer momento hasta el final, nuestros pacientes son nuestra razón de ser.

¿Quieres más información?

Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que necesites.

615 696 247



(*) Campos requeridos.

SUBIR